Escuela de Manejo Los Héroes

Horarios de Oficinas

Lunes a Viernes 9:00 am - 7:00 pm

Sábados 9:00 am - 6:00pm

Newsletter

Manténgase al día con las últimas noticias y eventos. Ingrese su correo y suscríbase a nuestro boletín.

©2020 Escuela de Manejo Los Héroes

Diseñado y Desarrollado por Tierra Digital

  • Autoescuela Los Héroes

Tips de mecánica básica


Pero qué bueno sería tener idea de lo que le sucede a su carro, conocerlo tan bien que sepa cuándo aparece un ruido diferente y qué le está indicando que su dirección se sienta más forzada que de costumbre.

Y no es que tenga que cambiar la llanta, pero es importante que sepa detectar a tiempo estos percances para que no se dañe su vehículo y se evite un susto.

Estas son algunas indicaciones para que sepa manejar la situación a tiempo y de la mejor manera.


CONOCIENDO TU VEHÍCULO


1. Conocer el motor

Es importante que empieces por leer el manual de instrucciones de tu vehículo. Es realmente primordial, pues el tablero le indicará qué tiene tu vehículo, qué le falta. Cualquier luz roja que se encienda es señal de que algo pasa. Así que toma un tiempo para conocer cada ícono del tablero.

Ahora bien, conoce tu motor. Debes saber por lo menos cómo se abre al capó, verifica con manual en mano las partes de tu motor. ¿Dónde está el agua? ¿Dónde el aceite?

En el caso del aceite, es importante revisar el medidor, pues este debe estar siempre en la medida exacta. Recuerda que se debe cambiar el aceite cada 5 mil kilómetros. Revisa también el líquido de frenos y el líquido del ‘clutch’ del carro. Por lo general tienen tapas en color amarillo.


2.¡Llanta pinchada!

Lo importante es darse cuenta a tiempo. Recuerda que, si tu dirección está tirando hacia un lado, es necesario detener el vehículo y revisar cuanto antes las llantas. Esta es una gran señal. Y así evitarás dañarla.

Y si para usted nada es imposible y quiere cambiar la llanta, estas son algunas indicaciones.

  1. Enciende luces intermitentes.

  2. Oríllate en un lugar seguro e iluminado.

  3. Apaga el carro

  4. Afloja las tuercas de la llanta y no las pierdas de vista.

  5. Levanta el carro con el gato: Sosteniéndolo con el chasis, gíralo en el sentido de las manecillas del reloj hasta que la llanta se vea 5 ó 6 centímetros del suelo.

  6. Quita la llanta. Pon la llanta que está pinchada debajo del carro por precaución.

  7. Reemplaza la llanta.

  8. Coloca cada una de las tuercas apretándolas manualmente para que sostenga la llanta.

  9. Baja el carro. Retira la llanta pinchada.

  10. Gira el gato hacia la dirección contraria a las manecillas del reloj.

Teniendo la posición del carro normal, estarás listo para arrancar.


3. Quedarse sin batería

Para ello, nada mejor que tener a la mano un cable pasa corriente. Con ayuda de otro vehículo podrás recibir corriente y continuar tu viaje hasta el mecánico de tu confianza para verificar el percance. Puede ser problema de batería y hay que averiguar de inmediato. El problema de muchas personas es que, solucionada la eventualidad, no buscan a su mecánico y pasan por alto esta primera señal.

El carro que está pasando la corriente debe estar prendido. Al conectar los cables se debe dar ‘star’ o encender el vehículo. Al encenderse el vehículo se deben soltar los cables. “Los cables no se pueden unir cuando están conectados a la batería. Hay que quitarlos antes para no dañar el computador del carro”. Verifique que enciende el carro de nuevo.

Solo se pueden hacer de cinco a seis intentos. Si no enciende es porque la batería se dañó. Por eso la recomendación del experto es revisar la fecha de expedición de la misma, que tiene aproximadamente un año a año y medio. La durabilidad adicional es producto del cuidado que usted le da revisando el agua de la misma.


4. Se calentó el vehículo

En el tablero se elevará el nivel a H. De presentarse esta situación debes apagarlo y esperar aproximadamente dos horas. Después de este tiempo, abre el capó y revisa los niveles de agua. Antes no puede hacerlo debido al vapor que puede emanar del vehículo y quemarte el rostro y los brazos. Busca agua fría y evita mojar por fuera los tarros. Solo así podrá comprobar si el nivel de agua se mantiene y no es producto de una fuga.



Lenguaje que no se puede omitir

  • El andar del carro es incómodo y ruidoso

  • Pérdida de potencia: El carro no está alcanzando la velocidad indicada de manera fácil.

  • La dirección tira hacia un lado o se pone más dura

  • Al frenar se escucha un ruido molesto

  • Se apagó el carro y cuando intenta encenderlo no suena

  • En el tablero se enciende el ícono que le indica que el carro se recalentó y está en H.

5 vistas