• Autoescuela Los Héroes

8 secretos para conducir bien

Pocos conductores reconocen que conducen mal, que tienen deficiencias, y es que ponerse al volante de un automóvil requiere actitud, aptitud, paciencia, ciertos conocimientos técnicos y legales y, sobre todo, grandes dosis de sentido común.

Aquí algunos consejos, para que te ayuden a ser el conductor que debes:


1. Al volante

Para conducir bien hay que empezar por el principio: sentarse bien al volante. Con la espalda bien pegada al respaldo, estira completamente un brazo, sin separar el hombro del respaldo. Coloque el brazo estirado justo por encima del aro del volante.

La mano debe quedar por detrás del volante y la muñeca justo encima del aro del volante. Las piernas deben quedar algo flexionadas para llegar bien a todos los pedales. Regula bien los retrovisores y recuerda abrocharte el cinturón de seguridad.

2. Vista Hay que educar la vista para mirar a lo lejos y anticiparse a todo lo que pueda suceder por delante. Esto es importante en autopista, donde la velocidad es elevada. Por ejemplo, para detectar frenazos o las típicas retenciones.

También hay que prestar atención a la posible incorporación repentina de vehículos a la carretera como camiones, tractores o bicicletas. No hay que fiarse jamás de lo que no se ve con los propios ojos. Y adecuar siempre la velocidad a lo que se pueda ver y desconfiar de las curvas con poca o nula visibilidad.


3. Frenar Todos los coches llevan ya ABS. El principio es muy simple: con las ruedas bloqueadas el coche no tiene dirección. Por tanto, el ABS impide que las ruedas delanteras se bloqueen por fuerte que sea la frenada. De este modo, frenar para aparcar o en un semáforo en ciudad es muy fácil. Todos sabemos hacerlo. Frenar a 120 km/h para evitar una colisión ya es otra cosa. Pocos conductores frenan bien en esas circunstancias.

Para detener el coche, en caso de posible colisión, sólo hay que hacer dos cosas, pero hacerlas bien: frenar muy fuerte, y dirigir el coche con el volante hacia un sitio seguro.


4. Distracciones Este punto requiere la aplicación de mucho sentido común. Los accidentes más graves a menudo son consecuencia de una distracción. Por tanto, hay que evitarlas y no manipular en marcha ningún tipo de dispositivo de entretenimiento. Es preferible incluso evitar algún tipo de conversaciones, aunque sea con el manos libres. Una discusión acalorada por teléfono puede tener al volante consecuencias nefastas.



5. Distancia Mantener la distancia de seguridad es vital para evitar colisiones por alcance y facilitar los adelantamientos de los coches que vienen por detrás y que van a un ritmo superior. Sobre todo, en vías rápidas. Además, siempre hay que adaptar la velocidad a las condiciones climáticas.

6. Curvas En autopista, circulando plácidamente en línea recta, todo es más fácil. Por algo son vías más seguras y de pago. Ahora bien, a la hora de tomar una curva en carretera hay que tener muy clara la forma de proceder. Primero se frena -siempre con el coche recto- y después se reduce. A continuación, se gira ya con las dos manos en el volante. En toda curva, una vez la tenemos delante, hay que imaginar un punto de entrada para iniciar el giro, un punto ideal de contacto en el interior de la curva y una zona para empezar a acelerar, a la salida, al tiempo que deshacemos el giro del volante.

7. Neumáticos Más del 60% de los accidentes que se producen por fallos mecánicos se deben al mal estado de los neumáticos. Son el único punto de contacto entre el automóvil y la carretera. A través de ellos se transmite la potencia del motor y también la potencia de frenado. Además, participan en la suspensión y dirección del vehículo, liberan calor de los frenos y el dibujo tiene que ser capaz de evacuar el agua que se acumula entre neumático y asfalto cuando llueve. Es responsabilidad del conductor mantenerlos en buen estado.



8. Ecología

Gastar menos combustible también es, por supuesto, ser un buen conductor. Hay que comprobar la presión de los neumáticos regularmente. Después de arrancar, ponerse en marcha enseguida suavemente, sin acelerones bruscos.

Hay que procurar utilizar marchas largas, sin sobrepasar el régimen de par motor. En los semáforos, acelerar gradualmente y subir de marchas con rapidez. Si el coche lo tiene, hay que utilizar siempre el sistema Start & Stop de parada y arranque automático. Y mucha moderación con el aire acondicionado.



Todo esto y más aprenderás en nuestro curso de manejo.

Ser un buen conductor, es tarea de todos.

Aunque ya sepas conducir siempre puedes mejorar con un curso de educación vial.


Si tienes alguna duda, nosotros te apoyamos.

Contactamos: 55 5441 2990


0 vistas

Escuela de Manejo Los Héroes

Horarios de Oficinas

Lunes a Viernes 9:00 am - 7:00 pm

Sábados 9:00 am - 6:00pm

Newsletter

Manténgase al día con las últimas noticias y eventos. Ingrese su correo y suscríbase a nuestro boletín.

©2020 Escuela de Manejo Los Héroes

Diseñado y Desarrollado por Tierra Digital